Vlaemynck, es ante todo la historia de una gran casa textil que ha puesto su experiencia al servicio del equipamiento de los espacios de exterior  (parasoles, cojines, mobiliario…), construyendo de esta manera una reputación y una relación de confianza durable con sus clientes, entre los que figuran los más bellos establecimientos contract, balnearios, Spa y hoteles en todo el mundo.

Detrás de cada prestigiosa firma hotelera, hay Vlaemynck 

Les jardins du Royal Riviera à Saint-Jean-Cap-Ferrat, las más bellas playas de Cannes, como las del Carlton ó del Martinez, la terraza del Park Hyatt Paris-Vendôme Palace… Desde más de 50 años ahora, Vlaemynck decora asientos, mesas, tumbonas,  banquetas, sofás de exterior, cojines, colchonetas, parasoles, los exteriores de hoteles y de restaurantes míticos, seducidos por el “saber hacer” de la marca y de su sentido del servicio.

Grand nombre histórico del mobiliario outdoor, Vlaemynck deposita su experiencia al servicio de todos, sean profesionales ó particulares, pero siempre con el mismo lema: ofrecer confort y estilismo a sus hoteles.

Desde 2013 con la venta de la empresa y marca a Fermob, Vlaemynck ha tomado una nueva dimension. La empresa es hoy más dinámica que nunca, con numerosas inversiones que le han permitido de modernizar sus puntos de producción y de venta, pero también de innovar para mejorar productos y servicios.

Entre los artículos para hostelería que el fabricante francés ofrece a sus clientes, encontramos: Sillas, sillones, taburetes, banquetas, mesas de varias dimensiones, conjuntos sofás & lounge etc.. Los materiales que utiliza Vlaemynck en su oferta son la madera, acero, aluminio, fibra, polipropileno.

Vlaemynck tiene ordenado su catálogo técnico siguiendo las siguientes categorías: Aluminio, acero, fibra trenzada, madera maciza, polipropileno, pies de mesa, cojines & colchonetas, parasoles, bases de parasol, iluminación, stores y pérgolas, maceteros, separadores, calefactores, accesorios de playa.

Existen numerosos artículos comercializados por el fabricante francés Vlaemynck, y no podemos citarlos todos. En este apartado vamos a indicar únicamente los que nos han parecido más interesantes y sorprendentes.